SE VA DE VACACIONES: ¿ESTÁ SU COCHE A LA ALTURA?

PIN

Es el momento de los grandes viajes por carretera. Antes de partir, es el momento de hacer un balance de las diferentes pequeñas comprobaciones de nivel que hay que realizar para que tu coche también esté contento para estas largas etapas lejos de tu puerto de origen.

1- Aceite de motor. A lo largo del año, su coche consume poco aceite. Pero los viajes largos, la acumulación de equipaje y pasajeros, más el calor, son una receta para aumentar el consumo de aceite del motor, puntualiza el concesionario de coches de segunda mano Granada Crestanevada. Así que compruebe el nivel antes de salir y recuerde llevar una lata de repuesto llena.

2- Refrigerante. Desempeña un papel importante en la eliminación del calor del motor. No lo abra nunca cuando el motor esté caliente (riesgo de quemaduras). Si notas un descenso en el nivel, rellena y controla su evolución. En caso de emergencia, utilice agua o, mejor aún, un producto específico para detener la fuga. Lo mejor es ir a un taller de reparación.

3- Líquido de frenos: Es lo contrario. Nunca lo recargues. La disminución progresiva del nivel, debida a la transferencia del líquido del depósito a los pistones de las pinzas, es perfectamente normal. Sólo compensa el desgaste de las pastillas de freno. Cuando se sustituyen las pastillas, el retorno del líquido de frenos a la jarra pequeña restablece el nivel inicial. Sin embargo, si siente que el pedal de freno se afloja cuando lo pisa durante mucho tiempo, debería hacer revisar el cilindro maestro. Podría ser una pequeña fuga en el cilindro. Y es mejor prevenir que sustituir todo el sistema.

4- La batería. Una mirada a los orificios de llenado le informará del nivel del líquido electrolítico. Los electrodos deben estar siempre cubiertos por el líquido (ácido y agua). En caso de una parte seca, rellenar con agua desmineralizada. En el peor de los casos, con agua del grifo, porque lo principal es volver a cubrir los electrodos.

5- Líquido limpiaparabrisas. Este es un caso clásico, siempre se seca en el peor momento. Si no tienes un líquido adecuado a mano, puedes rellenar el nivel con agua clara y detergente para limpiar mejor el parabrisas y evitar que el agua se congele en las tuberías cuando llegue la sensación térmica.

6- Los neumáticos. Sufrirán. Por ello, no olvides comprobar su nivel de inflado cuando estén fríos. Y hincharlos en exceso en 0,2 bares para compensar el aplastamiento al conducir a plena carga.

En cualquier caso, la palabra clave es «ANTICIPACIÓN». Todas las comprobaciones que recomendamos no deben esperar hasta el día anterior a la salida. La compra de un producto de sustitución o una cita en el taller requieren atención unos días antes.

También te puede interesar