¿Soy un candidato para la cirugía de reconstrucción mamaria?

PIN

¿Qué es la cirugía de reconstrucción mamaria?

La cirugía de reconstrucción mamaria abarca una variedad de procedimientos quirúrgicos diseñados para reconstruir o remodelar los senos después del tratamiento quirúrgico para el cáncer de mama, incluyendo la mastectomía o tumorectomía. La cirugía de reconstrucción mamaria suele ser una opción tanto si la mujer se somete a un tratamiento de un solo lado como a una mastectomía bilateral, señala la clínica estética Cocoon Imagen. En los casos en los que sólo se trata un lado, se pueden realizar procedimientos de simetría en el lado opuesto para restaurar la simetría. En términos generales, la reconstrucción mamaria puede implicar el uso de tejido propio de la paciente o de implantes. En algunos casos, se utilizan ambos para obtener resultados óptimos.

Determinación de la candidatura para la reconstrucción mamaria

Una consulta con un cirujano plástico certificado ayudará a determinar la candidatura de una mujer para la cirugía de reconstrucción mamaria. Con las técnicas avanzadas tanto en la reconstrucción mamaria como en el tratamiento del cáncer de mama, casi todas las pacientes que se someten al tratamiento del cáncer de mama son candidatas a alguna forma de reconstrucción para mejorar el aspecto de sus pechos tras el tratamiento del cáncer. Como con cualquier cirugía, hay cosas que pueden reducir el riesgo y mejorar el resultado. Entre ellas, evitar fumar u otras formas de nicotina, seguir una dieta saludable y hacer ejercicio con regularidad.

Tipos de cirugía reconstructiva

La reconstrucción mamaria puede dividirse en dos categorías:

  1. a) Reconstrucción mamaria con implantes

Es el tipo de reconstrucción mamaria más habitual. Se inserta un implante blando relleno de gel de silicona o solución salina para sustituir el tejido mamario extirpado durante la mastectomía. Puede colocarse detrás o delante del músculo pectoral mayor y este procedimiento puede realizarse en el momento de la mastectomía o en un momento posterior. En algunos casos, se puede utilizar un dispositivo temporal llamado expansor de tejidos para crear un bolsillo preciso para el implante. En otros casos, el expansor de tejidos puede no ser necesario y el implante definitivo se coloca en el momento de la(s) mastectomía(s).  Los implantes son seguros y no aumentan la posibilidad de desarrollar un cáncer de mama recurrente. La reconstrucción con implantes también puede llevarse a cabo con éxito incluso si necesita quimioterapia y/o radiación como parte de su tratamiento contra el cáncer.

  1. b) Reconstrucción con tejido autólogo

Este tipo de reconstrucción implica el uso de tejido de otras partes de su cuerpo para reconstruir toda la mama o una parte de la misma en el caso de una lumpectomía. En algunos casos, se puede utilizar tanto tejido autólogo como implantes para la reconstrucción. Una vez más, la reconstrucción con tejido autólogo puede realizarse incluso si la quimioterapia y/o la radiación forman parte del plan de tratamiento del cáncer.

Momento perfecto para someterse a una cirugía de reconstrucción

No existe un momento perfecto. La cirugía reconstructiva puede realizarse en varios momentos del proceso de tratamiento. En la mayoría de los casos, los procedimientos se realizan al mismo tiempo que la mastectomía, lo que se denomina reconstrucción inmediata. En otros casos, la reconstrucción se realiza en un momento posterior a la mastectomía o tumorectomía. Esto se denomina reconstrucción diferida.  La reconstrucción también puede realizarse antes o después de la quimioterapia o la radioterapia. Hable con su(s) médico(s) para determinar cuál es el mejor plan para usted.